Primera noche en Oslo, Comida para llevar en la cama a las 9

Debo encontrarme con Erik a las 17 horas en la Estación Central, frente a la estatua del tigre. Lo he conocido también por medio de CouchSurfing, y me ha ofrecido hospedaje por esta noche. Levanto mi mano para que pueda identificarme. Erik es el clásico chico escandinavo, piel pálida, un poco de barba, casi imperceptible, porque es tan rubio que parece albino. Es también muy alto y con un poco de vientre cervecero. Dentro de la estación hay un pequeño restaurante hindú de comida para llevar. Hemos pedido el platillo del día, que consistía en pollo kurkuma con salsa, una porción de arroz y ensalada.

Recojo mi equipaje mientras pasamos por una estructura en construcción y un pequeño cementerio. Comienzo a sentirme cansado, pero trato de mantener una conversación y discutimos acerca del pago de las viviendas, aunque en realidad deseo irme a dormir.

Tan pronto como llegamos, su gato me da la bienvenida, Erik me pregunta si soy alérgico o si temo a los gatos, le contestó que no, mientras acaricio a la criatura.

Comemos en el sofá mientras vemos los Simpsons en su idioma original con subtítulos en noruego. Después de comer, Erik se da cuenta que mi respiración es más profunda y que cierro mis ojos, así que me pregunta si quiero dormir. Veo mi reloj son las 21 horas, el sol aún no se ha ocultado, pero me encuentro exhausto. Le deseo buena noche y programamos la alarma para despertarnos la mañana siguiente.

Me despierto a las 8hrs, Erik debe estar en su trabajo a las 9hrs. Le pregunto cómo es su trabajo mientras bebo mi café. La noche anterior me lo ha mencionado, pero mi cansancio he había aislado por completo. Trabaja en un Kindergarden como maestro. Entonces le pregunto si el se encontraba el el Palacio Real el día anterior. Tristemente me responde que no, pero me dice que han ido al jardín botánico. ¡Que maravillosa iniciativa! Yo siempre permanecí encerrado en mi Kindergarden cuando era un niño pequeño! Salimos al jardín fuera del edificio, ¡y eso fue todo!, Le pregunto si debo dejar mi equipaje, para luego recogerlo en la tarde, me dice que no hay ningún problema. Me informa que el sale de su trabajo a las 16hrs, y que podemos encontrarnos en el mismo lugar que el día anterior a las 16:30.

Hace un poco de frío afuera. ¡Espero que la temperatura suba un poco en la estación mientras escribo esto!