Una noche de Eurovision

100kr = 10 euros para la entrada en el club.

Llegamos en casa a tiempo. Mark, originario de Finlandia, es como un suizo por su puntualidad. Llega con un regalo para el nuevo departamento a las 9h00 de la mañana, justo a tiempo. Toca el timbre, abrimos la puerta. Mark es un grandote de casi 2 metros, con un tupé muy rubio. Cuando nos sacamos fotos me pongo en la punta de los pies para reducir las pruebas que soy mucho más pequeño que él, aunque mido 1m78, lo pueden comprobar con mi ID. Robyn, el bohemio, llega dentro de 15 minutos, con zapatilla porque vive en el mismo edificio, al frente del departamento de Frederick.Cabello oscuro, con una sonrisa resplandeciente y con ojos tipo asiático. De carácter, es casi como yo, de hecho, la confianza se creyó de inmediato entre nosotros, hemos hablado de mi viaje y de lo que hago en mi vida. Se toma una copa de vino tinto y mira alrededor del departamento como Alicia en el país de las maravillas. ¡Wow!. Estás aquí hace solo dos días, y ya está mejor acondicionado que mi departamento donde vivo hace desde hace dos meses!

Frederick sonríe, pero no está sorprendido, ya había mencionado que Robyn es un poco alucinante. Mark vive cerca también, en una calle que está más arriba de esta. Ambos trabajan juntos en un restaurante, Mark es el gerente mientras Robyn es mesero. Después de que Frederick se ha tomado unas cervezas y que Robyn y yo hemos terminado la botella de vino tinto, nos preparamos por la noche. Decido de traer una chaqueta que he comprado en Ibiza, tiene mucho estilo! Frederick prefiere tomar un taxi al lugar del coche. Así podrá seguir tomando cuanto quiere y sin arriesgar de ser controlado en la ruta. Está sentado en el asiento de adelante del auto, y empieza una conversación con el taxista, y yo estoy sentado atrás. Llegamos en el club que está ubicado bajo de la estación de metro Slussen al borde del agua. El tema de la noche es ¨Canciones Eurovision¨ porque Suecia gano el concurso Eurovision este año con el tema ¨Euphoria¨. La noche es exclusivamente dedicada a las canciones del Eurovision. Veo que la gente canta todas las canciones. En Suecia, la Eurovision es muy popular. No es como yo quién ha visto la Eurovision por la primera vez el año pasado cuando fui a visitar unos amigos en Francia. Este año, estaba en Roma, lo he visto con mis amigos griegos. En Italia, el espectáculo no es muy conocido. Cuando el DJ toca ¨Euphoria¨, la gente grita, le gusta mucho este tema. Sinceramente, a mí me gusta mucho, pero me siento incómodo porque lo he escuchado solo una vez y no conozco las palabras. Cuando la gente ve que no estoy cantando como lo hace, comprende que no soy sueco. A Frederick le gusta la canción de Chipre ¨La La Love¨. Es muy bonita, fresco, perfecto por el verano y tiene ritmo. A mi me gusta ¨Stay¨, la canción que Noruega y Serbia han presentado, pero no es lo mejor para bailar; me hace soñar. La melodía de introducción suena como ¨Paradise¨de Coldplay. La canción italiana de Nina Zilla es tierna, pero no es de disco y obviamente pocos bailan con este tema. Encontramos Georgiof, un amigo de Frederick que he encontrado a Gran Canaria, donde hemos pasado las vacaciones juntos. Estoy muy feliz de verlo y el también, nos abrazamos, me pregunta como estoy y empezamos a bailar como lo hicimos a Gran Canaria. En el mismo momento, Frederick, un poco borracho, me dice que va afuera para fumar un cigarrillo. Cuando vuelve, me comenta que quiere irse. Miro mi reloj: 02h30AM. Sugiero que nos quedamos un rato más, hasta las 03h00AM. Creo que es un poco temprano. Dice que quiere ir a otro lado y que me explicará todo afuera. Tomamos un taxi y llegamos a otro club, el Naglo. Es claramente más pequeño, con gente más madura, y música sueca de los años sesenta. El club cierra a las 03h00am. Hemos tenido tiempo solo para una bebida, y salimos. Le pregunto, decepcionado, porque hemos dejado el otro club para venir en este trullo. Me explica que conoce casi todos en el primero, pero lamentablemente, esta noche, la guardia era nuevo. La guardia ha visto que Frederick andaba ebrio y no quería dejarlo entrar.

Frederick dijo al guardia que tenia un amigo que andaba sin celular y que no es de Stockholm, y que tenia que buscarlo. Pues nada, La guardia no quiso moverse. Con suerte, otro chico en situación de ebriedad, llamo la atención del guardia, y Frederick se infiltró en el bar para buscarme. Lo he dicho que todo eso sucedió porque salio a Fumar. Una razón mas del porque odio fumar!

Translated by Samuel Agnoly