La Catedral de Uspenski: ¿Donde estámos en Finlandia o Rusia?

uspenski cathedral¡Tierraaaaaa! El anuncio del capitán me despierta: ‘’Estimados pasajeros, estoy complacido de informarles que hemos llegado a Helsinki, ¡Bienvenidos a Finlandia!’’ en una seria de incomprensibles sonidos guturales. Debo confesar que el idioma finlandés es ‘’inusual’’ Voy a tomar una ducha, sin embargo Fredrick me informa que no hay ninguna prisa ya que el barco se quedara aquí todo el día y partirá a las 18:00hrs. Miro hacia la ventana y veo que el clima está en contra de nosotros. Espero no llueva.
El fuerte aroma de pescado fresco en el mercado enfrente del puerto me despierta más que una taza de café. El nombre finlandés es ‘’Kauppatori’’ y viene de Kauppa = mercado y toros = plaza

Un Mercado Kauppatori es puesto casi todos los veranos y en los fines de semana de invierno. En el centrohelsinki de la plaza, se erige el Keisarinnan kivi, un obelisco construido por Carl Ludvig Engel en 1835. En la cima del obelisco, hay una bola de bronce con un águila de dos cabezas encima. El monumento rinde homenaje a Tsar Nicholas I y su esposa Alexandra Feodorovna Romanova, quienes visitaron Helsinki durante el periodo del dominio Ruso.
Hay muchos puestos donde pescados como arenque y salmón cocinados y servidos en platos con papas y salchichas tradicionales finlandesas. Una chica me ve y no pierde la oportunidad para preguntarme si me gustaría probar una deliciosa muestra de pescado ya preparado en una bolsa y envuelto con la bandera Finlandesa

La plaza está llena de turistas que se me quedan viendo, y tal vez ustedes estén de acuerdo con mi pregunta: ‘’¿Cómo puedes comer pescado frito a las 10am?’

Algunos turistas apenas acaban de dejar el buque y están buscando vorazmente souvenirs (recuerdos) hechos de madera. Otros puestos sirven café y los famosos panqueques con crema y mermelada (pannukakku) en vez. Estoy tentado, pero ya hemos decidido a donde iríamos a desayunar: FAZER, el café más famoso de Helsinki.

Junto los varios barcos amarrados a puerto, hay uno con una descripción: HELSINKI. Tomo la oportunidad de tomarle una fotografía y luego le pido a una familia japonés que nos tome a Fredrick y a mí una con el barco.
Los japoneses son populares por ser fotógrafos, porque ellos siempre traen sus cámaras y toman miles de fotografías. Por lo tanto, estoy seguro de que ellos tomaran la mejor de las fotos… ¡ERROR! El objeto no era tan difícil de fotografiar. Era el barco con la inscripción ‘’Helsinki’’ con Fredrick y conmigo. Después de varios intentos, nos rendimos. ‘’Misión: imposible’’, tomaron una fotografía con solo el barco, luego solo la palabra, luego solo nosotros ¡incluso una con la mitad de nuestras caras! Después de ya varios intentos fallidos tomo la cámara y les agradezco en un japonés diplomático. Mi boca pronunciaba ‘’ARIGATO’’ pero en mi mente las palabras ¡eran totalmente diferentes!

Antes de almorzar, vamos a la Catedral Ortodoxa ubicada en una colina cerca de la plaza del mercado, en el distrito de Katajanokka.
DSC00832La Catedral Uspenski es uno de los mayores destinos turísticos en Helsinki, porque es la más grande iglesia Ortodoxa en el noroeste de Europa. El origen de su nombre se deriva de la palabra eslava ‘’uspenje’’, que significa ‘’Dormitio’’ (o muerte), porque la catedral rinde homenaje a Mary, la madre de Jesús, quien se dice cayó en un profundo sueño antes de ir al Cielo. La iglesia, completada en 1868, fue diseñada por el arquitecto ruso Alexey Gornostaev, quien murió en 1862. Varias modificaciones fueron hechas con un adinerado ruso mercader dono una campana. La campana nueva era tan inmensa, que parte de la original torre de campana tuvo que ser desmantelada. La Catedral es la más grande parroquia Ortodoxa en Finlandia desde 1872.

En muchas formas, nos recuerda a la Iglesia de la Ascensión de Kolomenskoje, en Rusia. La catedral Uspenski tiene una estructura externa conforme al criterio ruso pero el interior está inspirado por cañones Bizantinos. Es espaciosa y hay cuatro grandes columnas cubiertas de granito. Las cúpulas de la iglesia están recubiertas en oro y están en forma de dobladas sipulit (‘’cebollas’’).La ubicación de la catedral, en una enorme formación rocosa, ofrece un impresionante vista por encima del centro de Helsinki. De ahí puedo ver el paisaje como si fuera una tarjeta postal. Otra catedral, Tuomiokirkko o la Catedral Blanca. La catedral Uspenski es famosa no solo por su tamaño y parecido a la Iglesia Rusa, pero porque también recuerda al periodo del dominio Ruso. De hecho, en ese periodo ¡Helsinki era una ciudad cosmopolita!

La ciudad estaba compuesta principalmente por campos militares, montados cuarteles Cosaco y guarniciones a lo largo de las costas. Todo lo rodeaba a esto.
Las necesidades militares eran enormes y redituables. Esto fomento que muchos mercaderes rusos invirtieran en Finlandia. Muchos rusos se mudaron y aprendieron tanto el idioma sueco como el finlandés, mezclándose con los lugareños pero conservando su identidad en el campo educativo, cultural y religioso. La ciudad seguía intacta en lo que se refiere a los tesoros artísticos y arquitectónicos de ese periodo. Otra presencia durante el dominio ruso fue el Casino Katajanokka, que solía ser el viejo almacén de la ciudad. Típicamente construido en ladrillo rojo, en 1922 fue convertido a Casino por los oficiales de la Marina Imperial Rusa.

Durante la Revolución Rusa en 1917, fue la escena de la ejecución de los rebeldes, y donde los soldados solían ondear la bandera de la anarquía en el techo. En 1918, fue ocupada por oficiales alemanes quienes formaron parte del asalto del Helsinki y en 1919 se convirtió en el asentamiento de los dirigentes de la Unión. El periodo floreciente a un nivel arquitectónico, no era de un ser humano. Los finlandeses prefieren a los suecos que a los rusos, así que por eso conservaron el lenguaje sueco como el idioma oficial.
Ahora que mi curiosidad por la dominación rusa está satisfecha, necesito llenar otra cosa: mi estomago.

Mientras caminamos enfrente de la Catedral Blanca para ir Fazer. Fredrick me dice algo acerca de la iglesia pero mi cerebro esta como el de Homero Simpson; las únicas palabras que están en mi mente son ¡CAFÉ y CHOCOLATE!

Translated by Adrian Navarro