Cena italiana en Estocolmo

italian dinnerUnas pocas líneas antes de ir a dormir: ¡Una cena increíble!
 
Markus llegó a tiempo, como un reloj suizo. La cita era a las 20:30 horas y a las 20:28 ya estaba en el borde de la puerta. Robin, por suerte más “romano”, llegó a las 21:00 horas a pesar de estar al otro lado del edificio. En ese momento los supplì estaban calientes.
La bruschetta la hice un poco a mi manera, por lo general es solo a base de tomate, le he añadido albahaca y mozzarella fresco y cuando entró en contacto con el pan caliente, se derritió un poco, dando esa sensación picante. Por otra parte el tomate rojo, el queso mozzarella blanco y el albahaca verde; son el correcto tema de la cena. Mis pequeños detalles estéticos, ¡que hacen la diferencia en la mesa!
Mientras los chicos prueban el aperitivo, tiré la pasta penne en el agua, por lo que tan pronto como hubierzn comido, inmediatamente pudiera llevarla a la mesa. Pequeño DSC01205_600x600_100KBobstáculo: ¡Gnocchi! Me olvidé de poner el harina y se pegaron unos a otros, lo que me está atacando en mis dedos, parecía como un yo-yo. Mientras tanto puse en la cacerola para cocinar los gnocchi, los chicos me miraban con curiosidad. Fredrick me preguntó si quería algo de ayuda, mirándome con una expresión de dolor, estaba el lío que estaba haciendo en la cocina, entre la harina y la masa pegajosa de gnocchi.
Tan pronto como estaban a flote, los saque como peces de colores en una feria. Al principio mis amigos estaban un poco vacilantes, y si tengo que ser sincero, yo también. Era la primera vez que los había hecho, pero cuando puse la comida en la mesa, que más allá de la estética, donde a veces se encontraban una población de 4 o 5 gnocchi juntos y a veces pedazos microscópicos, y el resultado fue delicioso.
El Supplì, cuando los saqué de la mesa estaban calientes. Se parece más bien a el arancine (también bolas de arroz pero más grandes), de hecho, su aspecto es como ¡de bombas a punto de explotar! Había preparado sólo una docena, porque sabía que los suecos no son como los italianos, de hecho, ya después de las bolas de masa hervida, estaban llenos. En realidad, las bombas de arroz deberian ser casi viente y son suficiente para los italianos (cuatro italianos me refiero), así que los puse en un recipiente y lo puse en el congelador. Fredrick estaba explicando cómo cocinarlos, de modo que pudieran cocinarlos otro día. Recuerda este día inolvidable… ¡con todo este lío! ¡En realidad, nunca lo olvidara!
DSC01207_600x600_100KBHubiera sido una lástima, porque para el plato final fue el tiramisú y no quería excusas para no comerlo. A pesar de estar llenos, al ver el tiramisú, fueron capaces de encontrar un espacio en su estómago. Como de costumbre, yo cocino en cantidades industriales e hice tiramisu no sólo para la cena, he preparado dos tazas para mañana para mi y Fredrick y una bandeja llena para Kiki e Inger, como les prometí
En realidad, les dije que iba a dejar de lado dos piezas, no todo un tiramisú, pero estos son los detalles. Los antiguos romanos dijeron: “MELIUS ABUNDARE QUAM DEFICERE” que se puede traducir en “Es mejor que sobre a que falte”
La misma teoría he aplicado para el tiramisú que hice para la cena, a pesar de que eran 4 ¡hice tiramisú para 8 personas! Siempre se debe calcular, por si alguien desea repetir. De hecho, calcule bien, porque al final solo quedo una pequeña pieza. Markus, quien dijo estar a dieta, no hablaba mucho, pero hay que decir que él pidio repetición de todos los platillos, creo que si le gustaron. Robin en vez expresó con su propio MMMMMHHHH que era similar a la publicidad del helado Sammontana; ¡él definitivamente comparó el tiramisú con un orgasmo! OMG!
Durante la cena, los chicos tenían curiosidad acerca de lo que los italianos pensamos acerca del nuevo gobierno y el poder religioso, que podría estar en Roma y en Italia.
Hablamos de la crisis económica en Italia, y cómo, a pesar de que Suecia es una de las naciones con menos deuda, se negó a dar su ayuda a los noruegos en la búsqueda de petróleo. Ahora Noruega, gracias al petróleo, es uno de los países europeos más ricos. En cuanto al Vaticano, en Roma, le dije, que a pesar del Tratado de Letrán, todavía tiene el poder para nivelar los valores morales como el aborto, las uniones civiles entre homosexuales y investigación con células madre. Los suecos en vez votaron por un buen poder legislativo y las religiones en el momento de Gustav Vasa, y el surgimiento del anglicanismo.
 
Al final de la conversación Robin señala que en una cena no se debería hablar de política, la religión o el dinero… ¡y sin querer hemos hablado de los tres! ¡Ooops!
Translated by Adrian Navarro

 

Annunci