El Fotografiska y el piano purpura!

fotografiska2_450_300Esta mañana tuve la oportunidad de dar un paseo por la ciudad. En el comienzo lo hago solo, tengo que meditar con la ciudad, ser solo yo y ella. El último día fue un día hermoso y cálido.

Primero me dirigí a Fotografiska, tenía una cita a las 12 a.m el Sr. Juan. Fotografiska es la exhibición fotográfica más importante en Suecia y esta en el top ten de los más importantes de

Europa. A pesar de que mis fotos estarán en exhibición en el vestíbulo de la cafetería que se reserva para los nuevos talentos, sigue siendo un emoción fuerte que Fotografiska haya tenido contacto conmigo.

Me da la bienvenida una chica asiática, sólo después de eso, entendí que el Sr. Juan es en realidad una Señora. Ella me muestra el vestíbulo de la cafetería en la parte superior del edificio. Hay ventanas luminosas con vista a Slussen y se puede admirar una hermosa visión de Estocolmo. Veo a los artistas que hacen su almuerzo estilo-Nueva York, algunos estudiantes que admiran y estudian las imágenes, acercándose para capturar los detalles, otros que sueñan frente a un café caliente, charlando entre ellos y otras personas que leen el periódico no preocupándose en absoluto sobre las cosas que les rodean.

El ambiente me hace ir hasta el borde de la razón y estoy soñando con los ojos abiertos, mi trabajo allí; Fotografiska Installation - Elephant on Bare Earth Wide¡supongo que puedo mostrarles, en que tamaño y cual de ellos en particular!

Impacientemente le pregunto, “¿Cuando propones exponer mi trabajo?” A la pequeña dama china quien decide que habrá una nueva evaluación del material por los editores y entonces más allá de ese paso, puede decidir la fecha.

A pesar de que es en diciembre próximo, no me importaría volver a Estocolmo en Navidad. De hecho, ya estoy imaginandovisitar a sus padres, tías y a Fredrick, para pasar la Navidad juntos, por supuesto, tratando de convencer a mis padres para que vengan también.

La gran cosa acerca de esta galería es que no está reservada para ilustres fotógrafos de fama mundial, también existe la oportunidad para los fotógrafos emergentes con poca experiencia, que desean ser conocido, para mostrar su trabajo. Sus actividades también incluyen la organización de cursos de fotografía, conferencias y talleres para aficionados y fotógrafos profesionales, así como eventos musicales y universidades.

DSC01363_600x600_100KBFundada por Jan y Per Broman en 1940, cuando el Tribunal de Fotógrafos de Sundgren presentó una propuesta sobre un museo fotográfico en Suecia. Una persona de una foto revista habló con los directores de museos y fotógrafos, que habían mostrado su interés y entusiasmo. A pesar de que habia comenzado años atrás, comenzó a ser muy conocido, 70 años más tarde. Entonces se abrieron las puertas para las fotos en el viejo aduana de Stadsgårdskajen. No es un museo normal, es un punto de encuentro para las expresiones internacionales de

el arte de la fotografía.

Al salir del túnel, tengo una cita con Roger. Roger es un caballero a quien conocí cuando vine por primera vez en Estocolmo. Es un escritor y él fue quien me ayudó a descubrir Fotografiska.

Le conté cómo fue la entrevista y sobre la exposición y decidimos ir a los lugares que normalmente organizan exposiciones fotograficas. La mayoría son hoteles y restaurantes.

A lo largo de Glamda Stan, la isla que es el corazón de Estocolmo, nos dirigimos al Hotel Lydmar de cinco estrellas, donde las pinturas expuestas y las fotografías de los artistas emergentes son alentadas. Les permito que hablen con Roger y al terminar el recepcionista nos da la tarjeta de los participantes en las exposiciones. Roger me lleva al tercer piso, donde hay una hermosa terraza que se utiliza generalmente para el desayuno o para el almuerzo. Al salir del ascensor, me sorprendí por las paredes de color púrpura y por un piano justo antes de la terraza que también es de color púrpura.

La terraza está llena y el personal está ocupado al exterior, mientras que en el interior estamos sólo yo, DSC01372_600x600_100KBRoger y el piano … ¡morado! Recuerdo un episodio de Glee titulado ”El piano púrpura”, tomo el riesgo de que no hay nadie para tomarme algunas fotos, mientras que yo pretendo tocar el piano. Me siento un poco como Lady Gaga en “¡Speechless!”

La emoción del color morado me hizo olvidar por completo la terraza. Salgo un momento para admirar y hacer un gesto de negativa cuando la camarera me pregunta si quiero comer o si solo quiero un café. En el centro de la terraza hay una fuente al estilo Art Nouveau e incluso pequeñas mesas y sillas que me recuerdan al “estilo-Paris”. Antes de que otro camarero llegara a preguntar lo mismo a mi colega, nos vamos hacia el ascensor, dando una ultima mirada melancólica al piano. Próxima parada: ¡el Grand Hotel!

Translated by Adrian Navarro