Último día en Estocolmo: Teatros y Grand Hoteles !

dsc01375_600x600_100kbRoger quiere mostrarme el restaurante el cual está listado con tres estrellas Michelin. La entrada es una maravilla: un muro dorado con un escritorio donde hay una hostess. Roger me presenta como un periodista de alimentos y vinos, y por eso nos deja el menú impreso en pergamino. Entramos luego al vestíbulo y me dice que Madonna, cuando llega a Estocolmo, se queda en este hotel.

El Gran Hotel fue fundado por Jean-François Régis Cadier en 1872 e inaugurado el 14 de junio de 1874, el mismo día que el Grand Hotel de Oslo. Todas las capitales escandinavas tienen un gran hotel llamado “Grand Hotel”. En Estocolmo se encuentra cerca del Museo Nacional y enfrente del Palacio Real. Además de Madonna, ha acogido a los ganadores del Premio Nobel y sus familias desde 1901.

Antes de irnos Roger toma dos paraguas. A pesar del buen tiempo, se espera que llueva en la tarde, pero también me dice que podría ser un ¡buen recuerdo! Aprecio sus intenciones, pero es un recuerdo que es bastante engorroso. Volviendo a las celebridades, vamos a Berns  Asiatiska , un restaurante de los más antiguos de Estocolmo y con buena acústica. Por lo general son muy importantes cuando se alojan conciertos de celebridades como Lady Gaga y Rihanna. También existe la posibilidad de realizar exposiciones fotográficas.DSC01381_600x600_100KB

Mientras espero a Roger a hablar con la persona que está a cargo de los eventos, leí curiosamente, la historia. Fue fundada en 1863, y como su nombre indica es un restaurante asiático, luego de leer el menú que tiene sashimi, dim sum y dumplings al vapor tailandeses. Pero lo que lo hace diferente de otros restaurantes asiáticos es que fue el primer restaurante chino en Suecia. Fue el comienzo de la etnia china y asiática en Suecia. Aunque la comida es exótica, el antiguo salón de baile es de un estilo rococó construido en 1863 y restaurado con una agradable terraza con vistas al Parque Berzelii.

DSC01378_600x600_100KB

El siguiente destino es Berns Bukowskis Mart, una tienda de renombre en el campo de las antigüedades. En el visto de la ventana se puede admirar una colección de mobiliario que data a los tiempos de Ingrid Bergman. Frente a Bukowskis hay un globo en honor de Raoul Wallenberg Isaac, que es el que ayudó a escapar a judíos de los campos de concentración nazis.

DSC01387_600x600_100KB

 

Sólo este año, 4 de agosto, se celebra el 100 aniversario de su nacimiento. Él es una figura icónica para las comunidades judías, para Suecia  y toda la humanidad. El Congreso de Estados

Unidos dio a Wallenberg una ciudadanía estadounidense honoraria en 1981, la segunda persona en recibir este honor, siendo el primero Winston Churchill.

DSC01393_600x600_100KB

Las misiones de rescate de Wallenberg comenzaron en 1943, cuando Peter Bergson (nombre real: Hillel Kook) un joven activista judío de Nueva York, dirigió un esfuerzo para movilizar a la opinión pública y la presión del gobierno de Roosevelt para poner fin al Holocausto y para tomar medidas para salvar a los judíos de la genocidio nazi. Anuncios corrieron en los periódicos y se complementaron con las manifestaciones. Con estos, Bergson fue capaz de conseguir el apoyo de los líderes políticos de ambos lados del pasillo, así como de muchas figuras públicas.

Wallenberg estudió arquitectura en la Universidad de Michigan en 1930, sólo para descubrir que cuando regresó a trabajar en la arquitectura, en Suecia, la licenciatura que había estudiado no reunía los requisitos. Así, entre 1935 y 1936, fue un banquero en Haifa, donde se conoció a los judíos que habían huido de la Alemania de Hitler. Sus historias tuvieron un impacto duradero en él.

DSC01402_600x600_100KB

Más tarde tomó un puesto en una empresa de importación-exportación de propiedad de Koloman Lauer, un judío húngaro. De esta manera, él podría viajar entre Francia y Alemania. Estas experiencias y sus bien desarrolladas habilidades del lenguaje le permitieron entrar en la burocracia alemana le hicieron saber su próxima misión en Hungría. De acuerdo con una misión llamada la Junta de Refugiados de Guerra, Suecia estaba tratando de salvar a los judíos de Hungría, en el que Wallenberg participó con gran valentía y audacia. En enero de 1945, había salvado decenas de miles de judíos. DSC01416_600x600_100KBTambién fue el momento en el que los nazis húngaros se dieron cuenta de lo que estaba haciendo. No se ocultó, continuó viviendo en Suecia hasta que fue detenido por las fuerzas rusas el 17 de enero de 1945. Este monumento es sólo una de las muchas obras y estatuas dedicadas a él.

Como Dorothy de “El Mago de Oz”, continuo siguiendo el amarillo (en este caso) camino de ladrillos rojos, que conduce directamente a la Sinagoga. Desde aquí se puede ver el Teatro Real de Arte Dramático en el lado opuesto de la plaza. Cuando llegué por primera vez a Estocolmo, estaba lleno de preocupación, pero ahora me parece más interesante gracias a las estatuas doradas que sirven como guardianes y a los niños que se encuentran entre las escaleras que disfrutando de un poco de sol.

DSC01456_600x600_100KBKungliga Teatern Dramatiske se encuentra frente a la acera con banderas de colores brillantes, de color verde guisante, naranja, azul y ¡rosado! Los suecos comúnmente lo llaman Dramaten, y el Teatro Nacional Sueco. Es la cuna del teatro sueco desde 1908. Fundada en 1788 por el rey Gustavo III, en el estilo art-nouveau, su ambición era “establecer un escenario nacional, donde las obras de dramaturgos suecos sean pedidas para expresar su lengua, sabor y trajes tradicionales.”

Los actores famosos han actuado aquí, y por supuesto, de Ingrid Bergman. De hecho Ingrid Bergman debutó en el Dramaten en 1951 con “Luz en la Cabaña”. En honor a la actriz internacional, Bergmanfestivalen, o el Festival Internacional de Teatro fue dedicado a ella en 2009.

DSC01461_600x600_100KBEl teatro sirve a un par de propósitos, primero es un privilegio para los ciudadanos suecos  y el otro es a través de festivales, lo cual es una oportunidad para aprender sobre las diferentes culturas para satisfacer la curiosidad dell’etnico con nuevas ideas y tecnologías.

Mientras me acercaba al teatro mi atención se ha dirigido a una escalera donde hay un dragón. , El edificio es el Hallwylska DSC01538_600x600_100KBMuseet. Más allá de las escaleras veo un jardín de naranjos y el estilo arquitectónico con arcos arabescos que recuerdan a España en lugar de Suecia. El edificio era la casa construida para el Conte Hallwyl (de ahí el nombre) a su esposa, Wilhelmina. Fue creado para albergar la sede del conde y la colección de arte de la condesa. Mientras que el estilo arabesco histórico del exterior del edificio y de la corte es prominente, hay varios elementos arquitectónicos inspirados en Tracia en los periodos medievales y renacentistas, similares a los de Venecia que aun están presentes.

DSC01434_600x600_100KBEn el interior, sin embargo, es completamente moderno. Las colecciones de la condesa de obras de arte durante sus viajes alrededor del mundo se muestran aquí para establecer el museo. La importancia de la colección resultante llevó al edificio a ser donado al estado sueco en 1920, diez años antes de su muerte. La colección Hallwyl incluye cerca de 50.000 objetos.

Roger continuó para mostrándome los hoteles y lugares donde podría tener una exposición. Después de eso, siendo un apasionado de la moda, Roger me lleva a una tienda donde venden sombreros pequeños para las mujeres.

 

No hace falta decir que estoy ansioso por el temor de dejar caer DSC01428_600x600_100KBun par de cabezas y sombreros siendo tan delicados y costosos. Soy tan elegante como un elefante, con mi bolso Mary Poppins. De hecho, los propietarios me miran, asegurándose de mantener un ojo en mi bolsa. Creo que la tienda es un poco kitsch. Los sombreros son un poco excéntrico y algo pasados de moda, convenientes para mujeres de cierta edad y  posiblemente utilizados en ceremonias tales como bodas o viendo carreras de caballos. Los dueños son una pareja gay. Pertenecientes a la comunidad Peluda/ Cuero, ambos son calvos con bigote al estilo del 800. Llevaban gafas redondas y el usaban ropa desgastada y descuidada. ¡Imposible de ver! Cuando iba a tomar una foto, uno de los dos me señaló que no podía hacerlo, así que aproveche el hecho de que soy periodista, se los explique y les propongo hacer algo de publicidad local para ellos. También les animo con dos fotos de ellos ¡posando como dos divas! ¡Oh! Es muy fácil con los hombres gay, sólo muéstrales un poco de importancia y ¡podrás hacer lo que quieras!

Translated by Adrian Navarro