Umeå y Obbola, La casa de Bjorn y Lena.

dsc00052Llegamos a Umeå a las 15:30. Nos detenemos a comprar flores, pero no encontramos ninguna, asi que Fredrick compro una caja de chocolates para Lena. Hacemos el recorrido de la ciudad en coche. Me muestra la Zona Universitaria y donde vivió cuando estudiaba aquí. Pasamos por delante de la catedral y el ayuntamiento en el lado opuesto de un gran parque con vistas al río y donde la gente suele tener picnics.
Las nubes y la lluvia extrañamente nos abandonaron, el sol brilla con orgullo mientras cruzamos el puente hacia Obbola y la luz del sol se refleja en el río Umeå. Fredrick me dice que lo mejor de esta ciudad es que, por razones desconocidas, esta casi siempre soleado.

Obbola es famosa por la producción de papel y de hecho estamos justo al otro lado del puente de la fábrica de papel, vemos la chimenea a la distancia y podemos oler su olor nauseabundo. Miro las casas, bungalows prefabricados como el campo donde crecí, en su mayoría de madera y ondeando con orgullo la bandera sueca.

Pasamos por un bosque de abedules y hemos llegado. Bjorn nos da la bienvenida con el bebe Noel en sus brazos. Me presento y acaricio la cabeza del bebe.

Al entrar nos quitamos los zapatos, como se hace en todos los hogares suecos y Bjorn nos muestra la DSC00034casa. La villa perteneció a un famoso cantante sueco de los años 80 que ahora vive en Los Ángeles Al principio parecía pequeña ¡pero en realidad es enorme! El tour comienza con la habitación del hijo, luego el dormitorio de la pareja, un baño y una sala de estar enorme dividida por un estante detrás del cual hay una televisión y un sofá de piel. Luego hay un escritorio con una computadora y finalmente la cocina. Es circular, a la izquierda de la puerta de entrada.

Vamos abajo, donde hay un piano bar y un salón de baile en donde hay un televisor y un sofá; hay espacio para seis personas. Me imagino que el marido ve el fútbol mientras que su esposa platica con sus amigas ahí. Girando a la derecha hay un cuarto de baño, un almacén y un cuarto de lavado totalmente equipado: lavadora, secadora tendederos y un lavabo. Por último, dos habitaciones, donde se hospedan las visitas. ¿Piensan que he terminado? ¡Por supuesto que no!

Volvemos a subir y vamos a la terraza, todas las paredes de vidrio y un jardín donde se encuentra el perro con sus juguetes esparcidos por todos lados. El perro, un setter inglés, se nos acerca y luego de olfatearnos, regresa a sus asuntos.

DSC00035Bjorn nos ofrece bebidas: un vaso de vino para mí y una cerveza a Fredrick, mientras esperamos a Lena que todavía está en el trabajo. Bjorn pone la cena de los adultos en el horno y le da la suya a Noël. Lena llega: los ojos azules y piel clara enfatizada por el color oscuro de su cabello. Bjorn también tiene ojos azules, cabello castaño y es delgado, sus ojos no son tan evidentes como los de Lena que son de un azul más intenso. Extrañamente, su hijo tiene los ojos de color marrón con el pelo castaño claro y se sienta en la silla de bebé, terminando su yogurt de soya; es alérgico a los productos lácteos. A veces llama a su padre para atraer atención. El perro corre a Lena en el minuto que ella entra. Le sigue a cada movimiento y cuando tratamos de acariciarlo, nos desprecia.

Bjorn está en la estufa y le pide a Lena encender la barbacoa en el jardín. Cenamos a las 18:30 y el sol brilla como si fuera mediodía. Cenamos en la terraza. Bjorn sirve la carne del jardín y por su parte Lena saca una bandeja con verduras al horno: pimientos, calabacín, cebolla roja y pimientos rellenos de queso y Halumi. Al terminar la cena, Noël empieza a bostezar, por lo que su madre lo lleva a la cama. Regresa al cabo de diez minutos con el café y el postre: mousse de chocolate con menta.

Empiezo a sentir el cansancio del viaje. Si tuviera que ir por el sol, diría que son las 17:00 y no las 23:00. Caminamos para digerir la comida y aprovecho esta oportunidad para tomar algunas fotografías del puerto y de la ciudad que ya esta en silencio. Las casas son todas bungalows, aunque ciertamente son enormes y super en el interior, me dan la impresión de que no son reales, como un pueblo recreado para los turistas. Todavía están al estilo del domo arriba, como dos hogazas de pan en una bodega, algunos empedrados, de rojo brillante, otros de madera. En realidad hay muy pocos turistas ¡creo que soy el único!

Me dormí. Fredrick ha bajado las persianas, los rayos de luz indican que aun es temprano, pero ya es medianoche.

Translate by Adrian Navarro