Perdido en Londres

13/06/2012

23:00

 

 

280px-Brick_Lane_street_signsLas últimas palabras famosas: tenia que levantarme a las 11:00 para que poder ir a la galería de Brick Lane y luego estar en el almuerzo a las 13:30 con un amigo en Trafalgar Square y en lugar de eso me levanté de la cama y miré el reloj: ¡13:00! ¡Diablos!

Afortunadamente no había cambiado la zona horaria aún así que en realidad era mediodía, pero tuve que posponer la visita a la galería hasta la tarde y darme prisa para llegar a tiempo, en Trafalgar Square. Tenía una cita con Franco, un amigo mío, originario de Italia del norte, Bolzano, pero ha vivido en Roma durante mucho tiempo.

Debimos vernos en Roma, cuando él volvió, pero paso el destino, en los días en que me decidí a venir a Londres y luego partir a Nueva York, el había elegido pasar una semana en la capital Inglesa. Hubiera sido una lástima que no pudiéramos vernos. De Trafalgar Square nos fuimos a Soho, a un pequeño restaurante, barato, pero cómodo. La camarera asiática que nos atendió fue muy amable. En teoría, los camareros deben ser amables. He trabajado como camarero también, pero a menudo en la práctica, hay camareros estirados o con frecuencia, incluso a aquellos que no se preocupan por ti.

Tienes que tener cuidado de no tirar el plato para hornear. En este caso, la chica china era agradable,

sohobooks

sonriente y precisa ¡sin ser demasiado ansiosa! Pedi aguacate con salsa vinagreta con una pechuga de pollo y ensalada, incluso me robo algunas papas de la olla de Franco. Comenzamos la conversación, hablando de su trabajo actual, trabaja para la investigación de enfermedades genéticas. Continúa dándonos consejos sobre libros que deberíamos leer. Me gusta hablar de libros y literatura, y debo confesar que a partir de este viaje, es un poco difícil hablar de libros porque hay autores italianos e incluso de autores internacionales que son famosos en Italia, pero desconocidos en el extranjero. Yo estaba feliz de haberme encontrado con Franco y siento haber tenido poco tiempo, pero por desgracia tenia otra cita con Giuseppe, otro amigo mío, que dejo Roma e Italia, en busca de su fortuna en Londres.

iphone mapsNos reunimos en Covent Garden, y desde allí lo escolte hasta donde él trabaja. Después de verlo, buscamos la Galería de Brick Lane. Por lo que he oído del sitio web de la zona “Brick Lane” es un lugar lleno de restaurantes, cafés, galerías; un barrio de artistas en comparación, más o menos, como la zona de Pigneto, en Roma. Honestamente, en los tres meses que viví en Londres nunca oi hablar de él, pero es reconfortante saber que incluso Giuseppe ¡no había oído hablar de ella tampoco!

Las nuevas tecnologías aun pueden salvar nuestras vidas. Él saca de su bolsillo el Iphone y vemos donde esta la galería, tenemos un camino y ¡vamos a llegar en un santiamén! Por supuesto, puedes tener lo último en tecnología, pero si no tienes un sentido de dirección o si te perdiste el primer día de escuela donde el profesor explica cual es la derecha y cual es la izquierda… ¡el Iphone es inútil!

Llegamos en un barrio que parecía el Bronx: edificios degradados y una multitud de indios y árabes, que apuntaron sus ojos a nuestras bolsas, ¡como si se tratara de culo de una mujer!

Después de la búsqueda exasperada y a pesar del Iphone, le preguntamos a alguien. Si se detenían y nos respondían  lo hacían con expresiones enigmáticas, como si nunca hubieran oído hablar del lugar.

De repente, mirando su reloj, Giuseppe me dice que son 5:30 y que debe estar en el trabajo lo antes posible, así que trata de explicar el camino que el Iphone nos muestra. Después de pasar varias canchas de baloncesto y parques llenos de gente que usa drogas, veo a lo lejos la palabara ¡Brick Lane!

Translated by Adrian Navarro